Ivan Oulego O’Show… 20 años de World Cup Al límite!

by el | 2 Comments

Entrevistamos a Ivan Oulego O’Show

Ivan Oulego Moreno es uno de los nombres propios del descenso. No solamente forma parte de la historia del deporte sino que él mismo es esa historia. Ivan es uno de los corredores que lleva más años siguiendo el circo de la Copa del Mundo junto con Marcus Klausmann o el todopoderoso Steve Peat

El mundo entero conoce a Ivan Oulego y no es para menos, apodado Kuku entre los amigos, O’Show coloquialmente y Crazy Horse en el resto del mundo (como Chris Kovarik, otro de los míticos); siempre con una sonrisa, dispuesto a darlo todo en cada curva,descantillado al máximo. ¿Sabíais que en Escocia es un héroe? cuando Ivan llega a la meta de Fort William todo el público se pone en pie y corean “Ivan Oulego Moreno” Mucha gallina de piel. Lleva desde 1993 en la alta competición y este 2013 celebra su vigésimo aniversario.

En bicimag hemos querido sentarnos con él, lo hemos llevado al terreno más personal y nos ha contado quién es en realidad Ivan Oulego. Y no ha defraudado. El corredor de DH más legendario que ha visto este país jamás.

Nos ponemos en situación, en su casa; en el pueblo donde ha vivido desde siempre, Sant Andreu de la Barca, otro de los nombres que van ligados a la historia del DH. Y evidentemente, no es casualidad. Empezó a ir en bici a los 3 años, motivado por su padre, Lluis Oulego, amante de las dos ruedas, y a los 5 años corrió su primera carrera de bmx donde su padre era el organizador y su tío, Santi Moreno, leyenda viva del bmx, competía.

Ahí empezó todo, queriendo emular a los grandes pilotos de motocross, de trial, de bmx. Haciendo lo que hoy en día llamamos enduro y que en aquella época era simplemente mountain bike empezó a cogerle el gustillo.

Despuntó con DiamondBack, una bici que le trajeron S.S.M.M. Los Reyes Magos hacia el año 91, pero su primer equipo fueAmerbik con quien estuvo de 1992 a 1995. Corría el año 93 e Ivan con 17 años fue por primera vez Campeón de España en categoría júnior y además acabó 4º en los Mundiales celebrados en Francia. Ya despuntaba. La mala suerte pasó factura y las lesiones y los fallos mecánicos empezaron a ser demasiadas veces protagonistas.

Más adelante, en los años 1996 y 1997 fichó por Sintesi-Marzocchi. Esta vez tenía una bici muy competitiva y en una época en que la mecánica era determinante, se coló por primera vez en un top20 en Copa del Mundo. Y se habituó a estar allí.

Entre 1998 y el 2000 corrió con Kastle. Nos cuenta que al principio para poder costearse las carreras tenía que vender la bici a final de temporada y coincidió una carrera en que había vendido la bici de la temporada anterior pero la nueva no había llegado todavía.

Así que decidieron compartir la bici con el chaval al que se la había vendido. Os podéis imaginar la situación y más cuando el otro chaval, que bajaba de los primeros, se cayó y llegó a meta con una maneta doblada, etc. Vamos, todo un festival. En el último añocon Kastle se produjo un incidente que Ivan explica con tristeza. En la última prueba de la Copa del Mundo, celebrada en Leysin, acabó 5º pero lamentablemente lo descalificaron por salirse en una curva, en una pasada de frenada. Ese día más gente se salió en el mismo lugar pero tan solo Ivan fue descalificado, probablemente por intereses de otros pilotos en la general.

En el año 2001 empieza con Massi y ha continuado con Casa Masferrer hasta el día de hoy. En aquel entonces Massi no disponía de bici de descenso, así que las primeras temporadas compraban un cuadro para que Ivan pudiese correr. Más adelante sacaron la indestructible Toro con la que ha cosechado los mejores éxitos de su vida deportiva, incluyendo 3 Campeonatos de España en categoría élite (2002, 2005 y 2008), varios top10 en la Copa y en los Campeonatos del Mundo e incluso un 5º puesto en un Europeo.

El mejor resultado de su vida dice ser el sexto puesto conseguido en Maribor en Junio del 2002, en el que quizás fue su mejor año, con una bici muy competitiva y haciendo varios Top10 de la World Cup. Pero sin embargo sabíamos que ese no era sobre el papel su mejor resultado. Ivan ríe cuando le preguntamos, sabe que ha de contarnos esa historia, aunque no sea su favorita.

Corría el año 2003 y la World Cup se desplazó hasta Grouse Mountain (USA), en esa época ya había muchos nombres familiares como Saiz, Vazquez, Guàrdia, Peat, Kovarik, Hill, Minaar, Atherton… Las semis y la final se corrían el mismo día y en las semis Ivan tuvo una caída que lo llevo a bajar de los primeros en la final. Su bajada no fue mala, esperaba estar en el Top20 aproximadamente. Y cosas del destino, empezó a llover. Tanto, que absolutamente nadie pudo rebajar los tiempos que se habían marcado previamente, dejando a Ivan con el segundo puesto. Pero de nuevo, la suerte le tenía preparada una sorpresa y es que el primer clasificado dio positivo en el control antidopaje, así que Ivan fue el ganador aquel día. Ahora dice empezar a verlo distinto, al fin y al cabo, ha ganado una Copa del Mundo, pero se le nota en la mirada que no es una historia que le guste contar.

En 20 temporadas pasan muchas cosas y a Ivan se le ilumina la cara hablando de los primeros años, de sus compañeros de aventuras “El Tiritas”, “El Nanses”… En aquel tiempo competía junto a sus grandes ídolos, y recuerda como veía a Philippe Perakishacer una curva y él la hacía mucho más rápido, a muerte. Hacía pequeños tramos del descenso e iba mucho más rápido que los pros, pero, claro, llegaba la final y no era solamente un tramo, sino el descenso entero. Llegaba a meta que no podía ni respirar.

Entre risas nos confiesa que quería ganar a la gente que tenía en la carpeta del colegio.

 

Hablar con Ivan te permite ver como ha cambiado el mountain bike y es que en 20 años evolucionan mucha cosas. Nos cuenta que él empezó a hacer descenso sin suspensión delantera y como él, mucha gente competía en Copa del Mundo sin horquilla. Recuerda que las primeras suspensiones delanteras de los pro daban 50 o 70 mm y decían que más era imposible, literalmente. Ahora una bici cualquiera lleva 200. Como aquel que dice, una bici de enduro de hoy día tiene mucho más recorrido que una descenso de la época. Reflexiona sobre los frenos, pasando de v-brake en el que se calentaba la llanta y pinchabas con mucha facilidad a los frenos de disco que te permetían frenar incluso con la llanta ahuevada. Pero considera que uno de los cambios más importantes se está viviendo actualmente con el paso de 26’ a 27.5’ o 29’. Considera demasiado difícil decirnos cual ha sido la evolución más importante en la historia del mtb, pero insiste en que estamos viviendo uno de esos momentos claves. Además, nos cuenta que en las primeras bicis había que ser prácticamente un mecánico para poder correr y es que había que ajustar todo, desde las suspensiones, tornillos, frenos hasta fabricarse uno mismo un  guia-cadenas; en cambio, hoy día, puedes comprar una bici y ponerte a hacer bajadas sin demasiadas complicaciones.

Entramos en el terreno más personal, y es que la perspectiva de un chaval de 17 años a la de un adulto de 37 va cambiado. La experiencia es imprescindible para poder estar arriba y nos cuenta, entre risas, como fue su primer mundial en el que no sabía ni lo que era el jet-lag ni lo que suponía estar a 3000 metros de altura, podéis imaginaros la situación. Ivan lleva toda la vida junto a Anna, con quien se casó hace tres años y por supuesto, hablamos de como el hecho de tener novia te hace ir 5 segundos más lento y que lo mismo pasa cuando tienes un hijo, mayormente porque no tienes ni la mitad de tiempo para entrenar (ni la mitad de horas de sueño parece ser). Pero insiste que lo que realmente te hace frenar más son las propias caídas y no el tener un hijo, el tener familia te quita tiempo de entreno, pero no ganas de reventar el crono.

Se ha hablado mucho de su retirada. Pero él en realidad no lo ha pensado en serio. Nos cuenta que no podrá dedicar tanto tiempo a la alta competición como hasta ahora, pero que espera poder seguir preparando unas cuantas pruebas a lo largo de la temporada. Pensar en los Mundiales que tendrán lugar en Andorra en 2015 es una motivación extra y espera poder hacerse un hueco en la selección, aunque confiesa que lo tendrá más difícil que nunca.

Se despide queriendo agradecer a todos los sponsors desde Amerbik con Antonio, a Sintesi con Team Bike, a Hugo que le apoyó con Kastle y por supuesto a la familia Masferrer que han estado tantos años ofreciéndole apoyo y ayuda. Recuerda también a todos aquellos con los que ha tenido el placer de viajar, que le han acompañado en las carreras, demasiados para nombrarlos a todos. Dice disfrutar cada día como cuando empezó y sin duda va a seguir haciéndolo durante muchos años más.

Las últimas palabras que nos dedica son para su familia, a su padre que siempre ha estado ayudándole; a su madre por aguantarle cuando llegaba a casa hecho polvo y lleno de rascadas; a su hermano por ser su técnico, su mecánico, ser quien le dice donde falla y como mejorar y por supuesto a Anna, su mujer, con quien dice estar desde la época de Sintesi y nos explica, un poco sorprendido todo ha de decirse, que pese a que había épocas que podía llegar a estar 2 meses fuera de casa ella se ha mantenido a su lado,  apoyándole y entendiendo que ir en bici es su mayor pasión y animándole cada día a seguir adelante.

Carmen Herrero

Ahora me toca a mi, y es que son muchos los años que llevo viajando junto a Oulego,  demasiadas historias y anécdotas. Hemos vivido muchas cosas, han habido carreras buenas y no tan buenas, años para recordar y otros en los que mejor no pensar demasiado, pero pese a todo, puedo aseguraos que Ivan es un corredor increíble, con un estilo muy al límite pero que siempre se mete al público en el bolsillo, una persona sincera y divertida, con una sonrisa perenne y con el que siempre tendrás una historia para contar. Gracias por estos 20 años, Ivan. ¡Pero queremos 20 más!

Carlos Barcons

 Ivan Oulego es un referente sin duda del descenso en España, actualmente solo él sigue en activo en la alta competición de los que empezamos el descenso en España y eso tiene mucho mérito ya que seguir a nivel competitivo durante tantos años es muy difícil.

Recuerdo los inicios cuando íbamos con bicis rígidas y llegar abajo sin caerse ya era un mérito, el siempre mostró un estilo muy espectacular que enganchó al público y les hizo disfrutar. Últimamente coincidimos en algunos Enduros y esta muy bien poder charlar con él en los enlaces y recordar batallitas de aquella época. Espero que siga disfrutando de la bici y poderlo ver en más Enduros.

David Vazquez

Yo recuerdo a Iván desde que era pequeño y yo aun no competía, le vi en algunas revistas en el mundial del 93 en metabief y luego verlo en acción en el clásico descenso de llinars flipe mucho, tenía un estilazo para la época brutal con la Amerbik rígida y la ruedas Tioga disk drive, era brutal! Aún tengo grabada esa imagen de el, saltando el primer doble natural que había en can bordoi. Ese fue mi primer dh y desde entonces hemos compartido cientos de fines de semana compitiendo juntos en copas catalanas, nacionales, copas del mundo y campeonatos del mundo… Cuantisimas historias tendríamos que contar, son interminables! la mejor probablemente la de la cámara y el armario jajajaja!!

Han sido los mejores años de mi vida, gracias a las compañías y amistades como las de Iván. Tan transparentes como la suya hay poquisimas. Tengo que decir que me ha hecho disfrutar como pocos viéndole bajar en las finales de copa del mundo, para mi es el más espectacular y estoy seguro que mucha gente del circuito comparte mi opinión.. Hasta en Fort William le hicieron una canción con su nombre los speakers, que la han ido cantado año tras año!!! Iván es el mejor en todo y mis recuerdos con el nunca se van a borrar, el lleva 20 años haciéndonos disfrutar y espero que sigamos disfrutando de sus risas allá donde nos lleve el destino.. Kuku, eres la leyenda más grande de nuestro deporte!

Oscar Saiz

 Intentaré ser breve porque con el Ivan hemos vivido unas cuantas de historietas, lo conozco desde que teníamos 8 o 9 años, (años en que hacíamos bmx). El Ivan creo que es el artista, el bohemio, el hippie, el surfista de todos los downhillers. Extrovertido, despistado a la vez y muy pillo, siempre con ganas de pasarlo bien, de risa, buen compañero de “juergas”. Resultados o curriculum a parte, ha ido y sigue yendo en bici porque es su pasión, su manera de vivir, un estilo de vida que ha hecho que de una manera u otra siempre haya estado compitiendo en copa del mundo durante estos 20 años. Sin duda ha creado un estilo y una estética propia, una manera de pilotar al límite, no siempre efectiva pero sin duda interesante de observar y que todo sea dicho ha moderado en los últimos años. Ha sido de los pioneros del descenso en nuestro país y ha colaborado en hacer del descenso un deporte espectacular y digno de respeto sin olvidar que para mí ha sido un placer haber compartido mil y una “batallitas” durante todos estos años. Por muchos años Ivan!

Roger Gonzalez

Cuando empezamos a competir fuera, allá por el año 2001-2002 me sorprendió sobre todo cómo conseguía centrarse en las finales de World Cup, siempre conseguía sacar el 110% de lo que tenía para el Domingo y sobre todo a nivel mental me dio las nociones básicas de cómo afrontar toda una semana de competición. En las competiciones, siempre hemos tenido un “pique” bastante sano a nivel nacional, aunque en cuanto salimos a competir fuera (que es donde se distingue a los hombres de los niños) él siempre lo daba absolutamente todo, y aunque eso quizá le quitaba algo de consistencia en resultados, esa pasión y entrega, le ha convertido en la leyenda que és.

Bernat Guardia

Recuerdo la primera vez que hablé con Iván, fue en una carrera de descenso, como no, en el 98 y se me acercó para felicitarme por el resultado que había conseguido. Un tio siempre muy humilde y que ha trabajado mucho para las nuevas generaciones. Su estilo ha definido sus resultados, siempre al ataque para ganar una carrera o para caerse en la última curva. Hemos pasado grandes momentos compartiendo equipo, compartiendo viajes, compartiendo trazadas y compartiendo desde hace muchos años nuestra pasión por el mountainbike. Larga vida al Rey Oulego!

2 Comments

MENU